01 julio 2007

AYER Y HOY: LA PRISIÓN DE JOSE ANTONIO Y OTRAS MÁS

Articulo publicado gracias a la labor de Rubén y Juan, y la cortesía de José Pastor, que nos ha prestado las fotos que él mismo hizo en 1990.
Como bien nos cuenta nuestro compañero Rubén, la primera cárcel que se conoce en la ciudad, es el antiguo Alfolí de la Sal, que se construyó en 1591 y empezó a utilizarse como cárcel en 1849. Quizá antes se utilizaban los calabozos del Castillo de Santa Bárbara, las celdas de los cuarteles o cualquier otro lugar oscuro, tenebroso y húmedo, pero no tenemos constancia.
Cuando llegaron los liberales, vieron que aquél lugar era lúgubre e insalubre, y demandaron su cierre inmediatamente. Para colmo, estaba en pleno centro de la zona burguesa, en la Plaza de las Barcas.
La nueva cárcel se levantó siguiendo los esquemas de la época basados en el modelo del Panopticón de Bentham: brazos que confluyen a un cuerpo central para garantizar una perfecta vigilancia. Este esquema responde a la idea de severidad de la justicia, con gruesos muros de mampostería, huecos con grandes enrejados y garitones en los muros.
No sabemos cuándo dejó de funcionar como prisión (lo llamaban reformatorio), al igual que si convivió con la de La Florida (luego Prisión de Jose Antonio) o con la de Fontcalent.
Si sabemos que los antiguos juzgados (o parte de ellos) estuvieron en un precioso edificio moderno junto a la tabacalera.
Pero eso es harina de otro costal y tema aparte para un nuevo artículo.
La transformación que sufrió el edificio de la prisión, se dividió en varias fases: una primera que camufló la arquitectura penitenciaria con formas triviales de un posmodenismo "provinciano" , una segunda mucho más reciente que acabó con los muros en el baúl de los tesoros de Alicante, y una tercera que levantó dos nuevos pabellones anexos y reformó la plaza de acceso (con unas esculturas de acero en homenaje a Miguel Hernández, que murió entre sus muros).
Habría que imaginarse: Benalúa, en aquellos tiempos junto a un barranco (hoy, Óscar Esplá), enfrente del mar, junto a la carretera de Elche y con el Cuartel de Benalúa, la prisión y las cocheras de tranvías.
Después: la nada.
Veamos las fotos:La Prisión de Jose Antonio en los años 60, cuando aún mantenía en su fachada rasgos falangistas.La Prisión de Jose Antonio en 1990, cuando comenzó su derribo.

Fachada de la Prisión durante las obras, sin el escudo falangista en su entrada.

Ayer y hoy desde la misma esquina. En la actualidad está un poco más arreglado (no mucho más) pero se encuentra rodeado de grandes árboles como no tuvo nunca. Los pájaros son maravillosos durante los amaneceres (lo digo por experiencia propia)

Misma imágen con 17 años de diferencia. En la actualidad, se levanta el edifico principal de habitaciones del Albergue Juvenil de la Florida.


Como suponía Rubén, el edificio de la capilla se ha mantenido intacto. Sin embargo, dónde antes había celdas y presos, ahora hay pistas deportivas y centros pata la 3ª Edad. En ocasiones, los cambios son a mejor.

En el libro de Francisco Figueras Pacheco, titulado "Geografía del Reino de Valencia" podemos leer lo siguiente sobre la cárcel de Alfolí de la Sal:
"El deseo de emprender obras sin medir las fuerzas es la causa del triste espectáculo que ofrece la cárcel. Los presos jamás dispusieron en Alicante de un lugar que hiciera compatibles las naturales molestias de quien se vé privado de la libertad, con la higiene y los demás requisitos que reclaman los derechos de los seres humanos. Entre los edificios ocupados por los reclusos, figuran la vieja casa en que hoy se halla la Escuela de Comercio y el piso bajo del Ayuntamiento. Pastor de la Roca llamaba al edifico "mole sombría y de repugnante aspecto", mientras que Roca de Togores decía "no hay delito, por grave que sea, que no quede vengado con creces, con la privación no sólo de la libertad, sino del espacio para moverse, la luz, el aire y la salud". A vista de tantas quejas, se procedió a construír la cárcel provisional de Benalua, de cuyas condiciones se podrá formar juicio por lo que tácticamente revelan los siguientes datos: el 2 de Octubre de 1899 se comenzaron las obras; el 27 de Noviembre quedaron concluídas. El 12 de Enero se trasladó a los presos a la nueva prisión y el 14 de enero se inauguró con asistencia de las autoridades. El coste total de las obras fue de 21.000 pesetas."
Hay que ver lo bien que hablaba y escribía nuestro ciego universal.

 
La Asociación Cultural Alicante Vivo se reserva el derecho de moderación, eliminación de comentarios malintencionados, con lenguaje ofensivo o spam. Las opiniones aquí vertidas por terceras personas no representan a la Asociación Cultural Alicante Vivo.