07 diciembre 2009

"SER ALICANTINO DUELE... ¡¡EN EL MÁS ALLÁ!!": D. GASTÓN CASTELLÓ BRAVO


         
"Esta campaña está dedicada a todos los alicantinos que han pasado a mejor vida. Y a los que aún están por ahí abajo y que con el paso del tiempo, obviamente y sin exclusión, irán a hacerles una alegre visita"
  
------------------


Para informarte y participar en la Campaña de Concienciación Ciudadana "SER ALICANTINO DUELE... ¡¡EN EL MÁS ALLÁ!!", visita ESTE enlace de la Asociación Cultural Alicante Vivo

-----------------
 


"José Luis Lassaletta Cano, alcalde de Alicante, hace saber: Que en el día de ayer murió Gastón Castelló y la noticia conmovió a toda la ciudad. De golpe, cruelmente, Alicante ha perdido a un hombre de bien, sencillo y generoso, entrañable y de una humanidad enorme; a un artista de gran estatura; a un alicantino íntegro y cabal, de raices populares y de inmensa ternura. Hijo predilecto de la ciudad, foguerer de la mejor ley y, durante años, presidente de la Comisión Gestora, pintor que reflejó, con maestría y total entrega, a nuestras gentes, nuestros más recoletos y típicos lugares, nuestras costumbres y tradiciones, Gastón Castelló ha sido el cronista luminoso de toda una época. Con su pérdida, la ciudad siente que algo muy íntimo y querido se va con él. Porque tanto y tan profundo fue su amor por Alicante que Alicante se llenó de Gastón por todos los costados, de sus colores, de sus palabras siempre amigas, de sus gestos suaves, de sus hogueras de diseño peculiar. Corazón amplio y suficiente para tanto amor, se le paró mediada una primavera que se ha puesto de luto. Como alcalde, desde la pena, pero también desde la confianza que su memoria perdurará en todos y cada uno de nosotros, llamo a los alicantinos a sumarse a un adiós póstumo y colectivo y a acompañarlo, en el definitivo itinerario, en la seguridad de que tanta hombría de bien, tanto amor y tanto trabajo, recibiría la justa y emocionada respuesta de nuestro pueblo, de un pueblo bueno, generoso y trabajador como Gastón Castelló. Alicante, 17 de mayo de 1986"
(Bando de D. José Luis Lassaletta Cano, publicado el sábado 17 de mayo de 1986)
           
LA CURIOSIDAD


Esquelas aparecidas en prensa, a lo largo de los días posteriores al fallecimiento de Gastón Castelló.

     
D. Gastón Castelló Bravo murió el 16 de mayo de 1986, con 84 años de edad. Padecía una enfermedad pulmonar crónica que le obligaba a contar con los cuidados de un ATS en su casa de la Calle García Morato. Se alimentaba casi exclusivamente de líquidos, motivo por el que fue ingresado unos días antes en la Clínica Vistahermosa con un cuadro grave de desnutrición. Además, nuestro gran muralista padecía una ceguera progresiva, había tenido diversos amagos de infarto y "ha estado toda su vida muy delicado de los bronquios y del corazón".

Durante los cinco días que estuvo ingresado, mostró un gran sentido del humor y una gran vitalidad. El doctor D. Miguel Fuster aseguró que "él tenía muchas ganas de volver a su casa (...) y le dijimos que regresaría si tomaba los líquidos necesarios". Pero el señor Castelló murió repentinamente a la una y media del mediodía, mientras el enfermero le daba la primera cucharada de un caldo de pollo. Según el informe médico oficial "ingresó con insuficiencia respiratoria aguda, agravada con un estado general de desnutrición. Inicialmente se controló el estado febril pero en la madrugada del miércoles el proceso volvió a agudizarse. Sus defensas eran mínimas y antes de su muerte aparecieron síntomas de fatiga, obnubilación y pérdida de la conciencia, además de complicaciones renales. La muerte le sobrevino por una parada cardíaca y un embolismo pulmonar".


Portada del Diario Información, de Alicante, con fecha 17 de mayo de 1986
           


La prensa no se mostró indiferente a tan dramático suceso

       
Soltero y sin descendientes directos, fueron sus sobrinos Emilio, Laura y Miguel quienes permanecieron en todo momento junto a su tío. El propio Miguel, alcaide del Castillo de Santa Bárbara, dijo: "Gastón ha sido la representación viva de la luz de Alicante". Laura, por su parte, intercedió para que la medalla de "Hijo Predilecto" que antaño le concedió el Ayuntamiento, no fuera enterrada con el cadaver del finado.

Aquel, al que una de sus vecinas llamaba "el profeta" (al parecer, se había hecho un lío con la palabra "poeta" y lo colocó en un renglón de la nueva historia sagrada, a la izquierda de Isaías), recibió todos los honores de un pueblo que siempre lo llevó en el corazón. Desde primeras horas del día 17 de mayo de 1986, los alicantinos desfilaron ante el cuerpo de nuestro ilustre, ubicado en la Sala 6 del Tanatorio La Siempreviva. El Ayuntamiento y la Diputación Provincial en pleno se convocaron a las doce del mediodía, momento en el que el recinto funerario estaba tan lleno de gente que era imposible circular por sus pasillos. Comisiones fogueriles, barracas, belleas, amigos, admiradores, medios de comunicación.... todos estaban allí. El Alcalde de Alicante, D. José Luis Lassaletta Cano, resumió en unas palabras la ternura que sentía hacia él: "En el momento de la sepultura, la Banda  Municipal interpretará el Himno de Alicante y el de las Hogueras, porque si lo enterramos bajo los acordes de la marcha fúnebre, Gastón se nos muere".
            
Mientras que sus restos mortales estuvieron en el Tanatorio, Gastón contó con la compañía fija de sus sobrinos. A ellos se les unió el Presidente de la Diputación, D. Antonio Fernández Valenzuela; su antecesor en el cargo, D. Luis Bernardo Díaz Alperi; Dña. Celia Solá, vocal de la Asociación Independiente de Teatro; D. Francisco G. Seijo, director del Ateneo; D. Miguel Díaz, Presidente de la Gestora; D. José María Perea, director general de Turismo; D. Tomás Valcarcel; D. Manuel Baeza; D. Remigio Soler; y mucha más gente imposible de enumerar.



  
A la una de la tarde, se le retiró de su cuerpo la insignia de hijo predilecto y comenzó el sepelio,  oficiado por el padre D. Manuel Marcos y asistido por el deán de la Concatedral de San Nicolás, D. Federico Sala, y por el delegado de Arte Sacro de la Diócesis, D. José Soler.

"Quiero expresar ahora el común sentir de los que estamos aquí , que es el de la gratitud por la obra de Gastón Castelló (...) Nos entristece su muerte porque nos arrebata el cuerpo y se lleva esa presencia que nosotros sentíamos cuando le estrechábamos la mano o conversábamos con él. Sin embargo, nos ha dejado un legado suficiente como para que podamos presentirlo con tan sólo observar su obra". En la homilía, el oficiante concluyó: "quien tanto amó la luz de Alicante, encuentre la luz eterna".



El Ayuntamiento quiso colocar los restos de nuestro genial pintor en un lugar preferente del Cementerio. Dicha inhumación obligó a las autoridades a plantearse de nuevo la necesidad de crear un recinto para ilustres alicantinos


Terminada la ceremonia religiosa, se puso en camino la comitiva fúnebre que, a pie, recorrió el trayecto que separa las instalaciones del tanatorio del Cementerio Municipal, interpretando los acordes de la marcha fúnebre de Chopin. Tres vehículos funerarios portaban más de 50 coronas de flores y, tras ellos, avanzaba despacio el furgón con los restos mortales del pintor. Más de media hora duró la marcha y, al llegar a la puerta principal del camposanto, comenzaron a hacer explosión unas carcasas pirotécnicas y unos cohetes. En ese momento, extrajeron el féretro unos amigos y compañeros para llevarlo a pie hasta su última morada.

Como bien había dicho el señor Lassaletta Cano, los sones finales fueron "La festa del Poble" y, durante la introducción del ataud en la fosa, el "Himno de Alicante", que intentaba ser cantado por los asistentes.

Pasaban las dos y cuarto de la tarde del día 17 de mayo de 1986.
           
Justo en el momento en que terminaban  los actos fúnebres, D. Gastón Castelló Bravo entraba en nuestra Historia, convirtiéndose en leyenda viva de una ciudad a la que amó por encima de muchas cosas.

D.E.P.
    
EL PERSONAJE

D. Gastón Castelló dibujando el primer boceto del Tríptico del Ayuntamiento de Alicante. Estamos en el año 1946.
   

Un joven Gastón Castelló posa en 1931 junto a la "Dama de Elche", pieza clave de la Hoguera "Els enemics del ánima alicantina"
          
D. Gastón Castelló Bravo nació el 3 de Noviembre de 1901 en la fábrica de conservas "Las Palmas", situada junto a la Playa de Babel. Era hijo de Dña. Matilde Bravo Ferrer y de uno de los jefes mecánicos de dicha fábrica, D. Miguel Castelló Agulló, apodado "El francés" (su padre había nacido en Argelia, cuando aún era una colonia francesa; de ahí el nombre galo de nuestro ilustre pintor).
          
Desde muy pequeño sintió gran inclinación por el dibujo, sobre todo en temas populares. En la fábrica se divertía dibujando a las mujeres que pelaban tomates y desgranaban guisantes. Eran unos primeros dibujos muy rudimentarios e ingenuos, que su familia guardaba celosamente. Tanto fue así, que un buen día acompañó a su padre en diligencia a Alcoy, "ocho horas de viaje por carreteras polvorientas", para enseñar aquellos trabajos al ilustre pintor D. Fernando Cabrera. "Deja pasar algún tiempo", dijo el eminente artista alcoyano, "y aunque nunca admito discípulos, con tu hijo haré una excepción". Dicho y hecho. Cuando Gastón cumplió los 17 años, se marchó a pintar bajo su tutela.
           


Gastón con algunas de sus obras

En 1921, D. Emilio Varela (de quien hablamos en ESTE enlace de la campaña "Ser alicantino duele... ¡¡en el más allá!!") le invitó a exponer junto a él, en el Centro de Escritores y artistas de Alicante. Precisamente la prensa acababa de decir de Varela "es un mocetón fornido que pinta igual que él es". Leer su nombre en letras de molde en el diario "El Tiempo", tras una elogiosa crítica, fue una de sus primeras satisfacciones como artista.
 
En 1924, encargaron al joven Gastón un cartel anunciador de la Olimpiada Levantina. Con el dinero recibido, pudo marchar a Madrid, donde se enfrentó seriamente a las dificultades de la vida. Tuvo que trabajar como dibujante en diversas agencias de publicidad, y su escueto sueldo le resultaba insuficiente para estudiar en la Escuela de San Fernando. Por ello, nuestro ilustre acudió a las clases nocturnas (y gratuitas) que se impartían en el Círculo de Bellas Artes, con modelos vivientes, que le ayudaron a plasmar con más realismo las figuras humanas. Aún así, y sin subvención alguna, viajó a París, en donde se ganaba la vida reproduciendo las obras del Museo Jeu de Paume, que vendía en Montmartre. Gastón siempre afirmó que las técnicas impresionistas influyeron poderosamente en su forma de pintar.
                

En Vall de Laguart. 1968



Preparando el boceto "El Campo, la Ciudad y el Mar". 1947
              
Y llegó el año 1928. Justo en el momento en que D. José María Py abría la página más importante de la Historia de nuestras fiestas, Gastón Castelló contrajo un compromiso ineludible con las Hogueras que lo tendría sujeto hasta el mismo día de su muerte. A partir de su "Parada y Fonda" en Benalúa, construiría un total de 32 hogueras, culminando tan importante trabajo en 1950, con la construcción de la hoguera de la Plaza 18 de Julio. En sus propias palabras "las Hogueras me divertían sobremanera, pero sólo significaban para mí grandes bromas artísticas que me permitían expresarme a mi gusto con figuras estilizadas, cuyos resonantes éxitos se traducían en sendos premios pagados en monedas de plata".

Nuestro gran escultor del fuego, también recibió críticas por sus trabajos. En ellas, Gastón practicó la escultura, la pintura al fresco, los temples de huevo y la caseína. Aún así, había gente que lo censuraba porque utilizaba cuadros de calidad artística en una hoguera para demostrar su pedantería, aunque en verdad para el señor Castelló no eran más que ensayos sin valor.
            

"Parada y Fonda". Benalúa. 1928
       

Hoguera Talía. 1936

           


        
Acabadas las hogueras de 1936 y mientras nuestro ilustre preparaba un viaje a París, estalló la Guerra Civil Española. Alicante comenzaba a vivir tiempos de angustia y Gastón, un afiliado al sindicato de pintores, se dedicaba a pintar balcones, puertas y casas. Más tarde, fue requerido para confeccionar cuadros a gran tamaño de Negrín, Azaña, Largo Caballero..., que eran utilizados en mítines y actos políticos. Aún así, la supervivencia en Alicante se hacía poco más que imposible, por lo que emigró a Albacete en donde trabajó en un circo, actuando como el Payaso Popy. Fueron los únicos meses de la contienda en los que pudo comer pan blanco, buenas carnes y viajar por todas las ciudades y pueblos de La Mancha.

Al terminar la Guerra, fue encarcelado por "dibujo subversivo"; pero Gastón nunca lo consideró un castigo. Aprovechó para plasmar al óleo todo aquello que veían sus ojos: escenas de grupos de presos envueltos en mantas o en andrajos, inverosímilmente acurrucados unos sobre otros, y cubiertas sus cabezas con sacos de patatas o toallas. Bajo aquella larga tristeza de dieciocho meses, sacó un lado positivo que ampliaría sus grandes dotes como artista: contaba con centenares de modelos vivientes, bien dispuestos a posar para él, ya en la cola del rancho, bien tatuándose, bien durmiendo o bien jugando en el patio.

A finales de 1940, con la carta de libertad en la mano, comenzó su periplo por gran parte del mundo: Bou-Saada (África), en donde plasmó la belleza de las bailarinas desnudas del desierto; Suiza, en donde amaneció su pasión por los mosaicos; y Mexico.
             


D. Luis Bernardo Díaz Alperi, Presidente de la Diputación, entregando a Gastón Castelló el título de "Hijo Predilecto de la Provincia"
        


D. José Luis Lassaletta Cano, homenajeando a nuestro ilustre mosaista
                      
Aunque ganó dos medallas de plata en sendas exposiciones de la Diputación, es cierto que Gastón Castelló jamás participó en concurso de pintura alguno, pues su obra es en gran parte mural. Él mismo confesó que siempre tuvo una atracción impulsiva a las grandes superficies, abarcando murales en centros oficiales, bancos, iglesias, particulares.... El mayor de ellos se encuentra en el edificio del periódico "Pueblo", de Madrid. Se titula "El mundo del trabajo" y fue realizado en 1964. Mide 75 m2 y tuvo que hacerlo en sólo dos meses: "Franco inauguraba aquellas instalaciones y tuve que firmar una cláusula en la que perdía todo el dinero del trabajo si no lo terminaba a tiempo. Busqué a nueve hombres que me seguían día y noche, cortando y pegando el marmol. Lo terminé cinco días antes, para regocijo de todos". Tras este gran mosaico, le siguen los realizados en el Aeropuerto de El Altet, el del Misteri D´Elx, la exaltación a la Provincia de Alicante de la Estación de Autobuses, la Mutua Unión Patronal y la Diputación.
  
En 1956 fue Presidente de la Comisión Gestora de las Hogueras de San Juan, en cuyo cargo permaneció durante cinco años. Realizó notables renovaciones e introdujo novedades que, con el paso de los años, terminaron por consolidarse. Inauguró la "Casa del Foguerer", el festival de la elección de la "Bellea del Foc" regresó al Teatro Principal, difundió nuestra fiesta por España y el Extranjero a través de sellos propagandísticos, organizó "Juegos Florales" y aportó a la fiesta la "Cabalgata de Dña. Violante y Alfonso X El Sabio". 
       



Uno de sus trabajos más recordados

           
A finales de la década de 1960, observamos a un Gastón Castelló en los umbrales de la ancianidad, pero con unas consiciones físicas y artísticas envidiables. Dirigió los cursillos "Cercle de Vall de Laguart" importantes para la motivación de los niños por el dibujo y la pintura, realizados en aquel valle cargado de luz y color. También realizó innumerables trabajos para organismos oficiales y particulares, al tiempo que viajaba y conocía paises de culturas distintas a la suya. Él insistía en "querer seguir pintando para seguir viajando".
 
En 1980 todavía era capaz de terminar obras dignas de mención, como "El Jazminero". Pero sus problemas de salud se acentúan, la soledad hace mella en él y  empieza a sentirse cansado e introvertido. Su cotización económica va en aumento, pero las obras ya no salen de su estudio con tanta rapidez como antaño. Las tardes se le hacen eternas, y no es raro verlo en el cine o deambulando solo por las calles. A su insomnio hay que sumarle una sordera aguda, que altera su mente y le impide descansar.
           

Con su perro Jonás, en 1984 (Foto de D. Pedro Roca)
          


Un ilustre entre los ilustres
               
En abril de 1981 se presenta su libro "La Provincia de Alicante en el lápiz de Gastón Castelló", una recopilación de dibujos del artista de todos y cada uno de los pueblos de la provincia. La obra estaba acompañada de textos de Vicente Ramos, Jiménez Esteve o Manolo Molina. Un mes después, el Orfeón de Alicante acordó por unanimidad concederle la Insignia de Oro, la entidad Amigos del Tango le entregó un lujoso pergamino y la Federación Alicantina de Natación le nombra Presidente Honorífico, imponiéndole el emblema de plata.
 
Por desgracia, llega su gran recaída física. En marzo de 1982, un edema pulmonar le obliga a ingresar en el Sanatorio Cardiovascular de Alicante. Su vitalidad fue menguando poco a poco, aunque aún tuvo tiempo y fuerzas para conceder entrevistas. En una de ellas, Gastón aseguró que "mi pintura está siempre idealizada; sólo he pintado con realismo en la cárcel. Pero lo hago a todas horas: esté deprimido o eufórico".
               

Su último trabajo: "Esperanza". Fue realizado en la Clínica Vistahermosa en el año 1986
      

Sus últimos años estuvieron cargados de homenajes: en el Ateneo, en la CAPA, en la inauguración de un colegio público que lleva su nombre, en la elaboración de un documental de 42 minutos sobre su vida.... Todo hasta llegar al año 1986, momento en que la muerte le impide, ironicamente, disfrutar de sus amadas fiestas fogueriles. Ya no volverá a ver la luz resplandeciente del fuego destructor y generador de vida.
  
Tal y como se cita en el libro "Gastón Castelló", de D. Manuel Mas Calabuig, obra en la que basamos gran parte de esta biografía: "Es cierto que quedaron atrás sus viajes en diligencia al taller del maestro Cabrera, su estudio en la calle Abascal de Madrid, también sus estilizadas y armoniosas hogueras, sus experiencias durante años en Paris, sus mosaicos, sus óleos y acuarelas, sus penalidades, su buen humor, sus canciones criollas y todo lo que suponga relación con la fiesta y el folklore alicantino. Pero aparte de todo ello, nos dejó una magnífica obra, reflejando de forma notable la armonía y la composición y, por encima de todo, nos ha dejado el sentimiento de haber perdido un hombre sencillo y bondadoso, recordado por todos los amantes del arte."
              


Comida campestre en 1985
           

Durmiendo la siesta. 1986
          
SUS OBRAS (Extracto)

Triptico sobre la construcción del Ayuntamiento, con alegorías a ambos lados sobre el mar y el campo
        


"Raval Roig". Mosaico en el Ayuntamiento
         


Alegoría de la Farmacia. Mosaico. Colegio Oficial de Farmaceúticos
          


"Baile en Romería". 1952. CAM
      


Sanatorio Perpetuo Socorro. 1943
     


Mural en el Aeropuerto de El Altet
        


"Desnudo". Oleo
        



"Dispensario Madre e Hijo". Puerto de Alicante

             

SU TUMBA


Mapa de localización de la tumba de D. Gastón Castelló Bravo, según plano ofrecido por el personal del Cementerio Municipal (Pinchad en la imagen para ampliar)







 
-La tumba de D. Gastón Castelló Bravo está ubicada en la calle principal del Cementerio Municipal, justo en la glorieta en la que se encuentra la Virgen del Remedio. Junto con D. Miguel Hernandez y D. Julio Guilen Tato, es una de las tres sepulturas que, originalmente, formaron el primigenio "Panteón de Alicantinos Ilustres"
 
-Aunque la lápida y el jardín que la rodea podrían estar mucho mejor cuidados, es una de las sepulturas más visitadas del Camposanto. Practicamente todos los días del año podemos encontrar flores junto a su inscripción.
            
EPÍLOGO

            
Gastón nos dejo en 1986.
           
Nino Llorens era Delegado de Cultura de la Comisión Gestora de les Fogueres de Sant Joan. LLevábamos meses trabajando en el diseño del Llibret oficial de la Gestora FOGUERES 86.
                
Ya en fechas previas a San Faz,  Gastón no tuvo fuerzas para realizar el diseño de la pegatina que se repartiría en la Peregrina. Nino me preguntó: "Te atreves tu a hacerla?". "¡Yo! Un aficionado loco de amor por mi Alacant. ¡ Si!".
            
Realizar un diseño sobre la Santa Faz era un honor enorme, inmenso. Trabajar en algo así para mi amigo Nino, un privilegio, pero hacerlo en sustitución de Gastón Castelló era algo como impensable. Creo que me estuvieron temblando las piernas durante días. Lo hice.
            
Seguimos con el diseño del Llibret.
        
Muere el gran Gastón Castelló, el hombre pulcro de gesto entre dulce y triste, famoso por sus “Lastimas”.
  
Yo de muy niño, iba a misa los domingos por que me obligaban en el colegio de los Padres Franciscano. Era la época. Pero no me aburría. La dulce imagen de Maria, una de las más bellas que he visto jamás, o así lo aprecio, estaba enmarcada por pinturas del amigo del tío Eusebio al que llamaban Gastón. El nombre le venia del tiempo en que su padre trabajo en el Norte de África. El Francés, le llamaron.
           

El padre de Gastón Castelló
            
Dedicamos el Llibret Fogueres 86 a Gastón. En su interior se incluyo un reportaje sobre él.
         
Recordando al genio fallecido, Nino y yo pensamos  en el hecho de que las pegatinas sobre la Santa Faz eran “una lastima”. Utilizábamos unas chapas con imperdible. Ese fue el nuevo formato.
       
Paso el tiempo y una escultora polaca accedió a realizar el concurso sobre el monumento al genio alicantino. Aún conservo el Llibret que diseñe con las hojas sobre Gastón sueltas. La escultora gano el premio y hoy Gastón toma el sol mirando al cielo que envuelve el edificio del Mercado Central.
             

                   
Muchos días paso a saludarlo.
                
Todos los datos sobre la ubicación de la tumba han sido facilitados por el personal del Cementerio Municipal  ¡¡Muchas gracias por su colaboración!!
                              
Si alguno de nuestros lectores puede aportar más datos sobre D. Gastón Castelló Bravo, puede ponerse en contacto con nosotros en esta dirección: 
alicantevivo@ono.com
              
A.C. ALICANTE VIVO
Juan J. Amores, Alfredo Campello, Eusebio Pérez y Rubén Bodewig
              

Fuentes y Fotografías:
-Diario Informacion de Alicante. Hemeroteca de los días 17 y 18 de mayo de 1986
-MAS CALABUIG, Manuel. "Gastón Castelló". Ayuntamiento de Alicante. 2002
-Archivo de Alicante Vivo

 
La Asociación Cultural Alicante Vivo se reserva el derecho de moderación, eliminación de comentarios malintencionados, con lenguaje ofensivo o spam. Las opiniones aquí vertidas por terceras personas no representan a la Asociación Cultural Alicante Vivo.