29 julio 2014

LOS TESOROS DEL INSTITUTO "JORGE JUAN" EN PELIGRO

Cualquier alicantino que tenga aproximadamente mi edad, o sea mayor que yo, si oye hablar del "Instituto", seguramente pensará en un instituto, el Jorge Juan. El decano de todos los institutos, y prácticamente el único hasta hace relativamente pocos años.  Como se explica en otros artículos que relaciono al final, su creación data de mediados del siglo XIX (sí, diecinueve), si bien su actual ubicación se remonta a 1950, y el nombre (mejor nombre, imposible), a 1960.

Desde siempre, ha sido parte fundamental tanto de la historia con mayúsculas de la ciudad de Alicante, como de las miles y miles de pequeñas historias personales de los miles y miles de alumnos que poblaron, y pueblan sus aulas. Yo, que no he sido alumno del Jorge Juan, reconozco como mías muchas de ellas, y es que, al menos en mi época de escolar, esas historias trascendían fuera de sus paredes. Desde cualquier otro centro escolar se miraba al Jorge Juan con cierto respeto y consideración.

Y, desde hace algún tiempo, según me cuenta mi amigo Nacho Sendón, profesor del centro y ex alumno del mismo, el Jorge Juan languidece. La crisis, y esas soluciones ingeniosas para sacarnos de ella, que pasan siempre por quitar dinero de donde más falta hace para ponerlo donde sobra, están favoreciendo que este centro, patrimonio histórico y cultural de TODOS los alicantinos vaya quedando en una situación de casi olvido y menosprecio que sin duda no es la que se merece.

Hace unos días tuve la fortuna de poder visitar el Jorge Juan. Acompañado, muy bien, por Nacho, Alacantí de Profit, también ex alumno, y sobre todo gracias a la cortesía de sus director, don José Miguel Baeza, del que recibimos todas las facilidades del mundo.

Para mí, lo reconozco, fue una experiencia muy grata. Visitar ese edificio de la mano de los magnificos guías, Nacho y José Miguel, y escuchando los acertados apuntes y recuerdos de Alacantí os aseguro que es muy enriquecedor. Y también fue una visita sorprendente. Me encontré con un edificio que da la sensación de estar muy bien construido, con unos ambientes muy agradables, unos materiales muy funcionales y resistentes (todo el azulejo de las paredes es el original de 1950, por ejemplo), unos rincones muy modernos, y otros que nos remontan a otras épocas, más juveniles para el edificio, pero tal vez menos felices para la población, como la marca en la que se levantaba el muro que separaba a las chicas de los chicos, en los años en que era impensable la educación mixta.

Pudimos visitar cuanto quisimos, subimos a los tejados, comprobamos no solo la situación privilegiada en la que está ubicado, sino la magnífica integración con la ciudad...y la cosa, siendo ya de una capital importancia, no quedó ahí, porque pudimos disfrutar de parte de los fondos educativos centenarios del centro. Una bilbioteca sencillamente impresionante, unos laboratorios de física y química con instrumentos y productos muy antiguos, algunos del siglo XIX, libros añejos, exposiciones de fósiles, animales disecados...

Eso, todo eso y -intuyo- mucho más es el Jorge Juan. La emoción, el orgullo, que en todo momento aprecié en Nacho, José Miguel y Alacantí se me contagió, y los hice míos, porque creo que es el orgullo y la emoción que todos deberíamos sentir ante una institución importantísima de nuestra ciudad, y a la que inmediatamente debemos poner en su lugar, en el lugar que se merece por méritos propios.

Me queda la duda de que mis fotos puedan transmitir todo lo que acabo de contaros, pero confío en que os podréis hacer una idea. En todo caso, por favor, impidamos  que el Instituto, nuestro instituto, languidezca hasta morir.



La fachada principal, es una parte del paisaje de nuestra ciudad


Los arcos dan personalidad propia al edificio





Un ángulo muy moderno y fotogénico


Los azulejos originales que marcan la estética 
del interior del edificio, como el primer día



Desde la azotea




La antigua cabina de proyección del salón de actos








Lugar por el que pasaba la pared que separaba 
a los chicos de las chicas. Juntos, pero no revueltos





Encontrado en un rinconcito (¿cómo no?) 
por quien encuentra todos los detalles, Alacantí de Profit


Animales disecados


El salón de actos


La imponente bilbioteca



Nacho mostrándonos los "tesoros" del laboratorio de química











Pesas en el laboratorio de física



Y otra sorpresa: un aparato de rayos x portátil, usado en la 
primera guerra mundial, e inventado por un español




Un grupo escultórico de Carrillo


Las escaleras, las famosísimas escaleras del Jorge Juan, 
"decoradas" por algunos descerebrados



Esta es una de las vistas desde el Jorge Juan. No se puede pedir más



Enlaces relacionados:

- El blog del hermano pila: las escaleras del instituto Jorge Juan


Artículo publicado conjuntamente con el blog
Vuelve a mirarlo

06 julio 2014

ALICANTE VIVO EN ALACANTÍ TV (15): ILUSTRES ALICANTINOS (mayo 2014)

Falta la entrega 14 


01 julio 2014

LA CASA DE LAS BRUJAS... Y DE LOS LÍOS

"Casa de las Brujas" (Foto: A. Campello)


Sin duda alguna, la Casa de las Brujas es uno de los edificios mejor considerados por los alicantinos. Es uno de esos inmuebles que cualquiera de nosotros sabría situar y sobre el cual nos enorgullece hablar para defender que en Alicante sí que hubo y todavía hay (por suerte, porque las pérdidas a lo largo de los años han sido irreparables) muestras de lo que hoy en día se conoce como Modernismo.

Pero… ¿hasta qué punto conocen los ciudadanos de a pie esta obra tan singular? ¿Saben quién la construyó? Es cierto que la gran mayoría de nosotros asociamos la figura de Enrique Sánchez Sedeño a esta casa (y a otras muchas que dieron muestras de la asimilación la arquitectura moderna en nuestra ciudad) pero seguro que no todos los habitantes de Alicante saben que fue él quien proyectó los primeros planos para reformar un antiguo solar y darle la actual apariencia de la que hoy en día podemos disfrutar.

¿Qué pasa entonces con quienes no saben acerca de la historia del edificio e ignoran quién lo planificó? ¿Tienen una buena cantidad de información a su alcance que les permita subsanar su desconocimiento? La respuesta es NO. Dejando de lado que cualquier ciudadano puede acceder a los fondos del Archivo Municipal para aclarar sus dudas, la información de la que disponen en los carteles informativos es errónea: desgraciadamente en el panel explicativo de la Casa de las Brujas (que, por cierto, es bastante incómodo de leer por dónde está situado y lo alto que es) se cometió en su día un grave fallo respecto a la atribución de la misma. Contrariamente a lo que se sabe, en el mismo se atribuye la obra no a Enrique Sánchez Sedeño, sino a (atención) FRANCISCO Sánchez Sedeño que, ¿quién era? ¿Su hermano?

 

No, no era su hermano. Francisco Sánchez Sedeño no es, ni más ni menos, que una fusión entre dos de los arquitectos más notables de nuestra ciudad que al parecer fueron juntados en uno sólo con el fin de conseguir el ARQUITECTO TOTAL. Dejando a un lado la ironía, esta errata tiene una explicación bastante lógica si nos acercamos al Archivo Municipal y revisamos todos los documentos referentes a la Casa de las Brujas. En ellos figura que pese a que el arquitecto principal de la obra fue Enrique Sánchez Sedeño, en 1911 y por propia petición del propietario Eulogio Soto, Francisco Fajardo Guardiola se encargaría de la culminación de los preciosos miradores que caracterizan al inmueble.

Por lo tanto… ¿no debería solucionarse cuanto antes esta errata? En primer lugar para evitar confusiones en torno a uno de los edificios más emblemáticos de Alicante, pero también para reconocer el mérito del iniciador de las obras y para no desmerecer las aportaciones de otro de los arquitectos más importantes del siglo XX en Alicante como Fajardo Guardiola.

Con esto, sólo pretendemos hacer saber que aunque este tipo de incidencias parezcan sin importancia desde luego que la tienen. En una ciudad como Alicante, que ha sufrido tanto con las pérdidas de su patrimonio deberíamos saber de sobra que el primer paso para la conservación del mismo es su conocimiento. Y si no sabemos nada acerca de la historia de nuestra herencia cultural o si lo que sabemos está mal explicado ¿qué será lo siguiente?

Quizás el cartel equivocado de la Casa de las Brujas sea sólo un caso aislado, pero ¿merece la pena dejar pasar la oportunidad de mejorar la información que ofrecemos a nuestros habitantes y a los turistas? La respuesta sólo la tenemos nosotros.


PABLO SÁNCHEZ 
IZQUIERDO
(texto y fotos) 


Referencias:
A.M.A. Legajo-9999-27-44/0 (Con planos en: -Dep.2-A.-olim.leg.527-Fomento)

29 junio 2014

UNA JORNADA AL CAMP DE MIRRA (PART 1)



El CENTRE D´ESTUDIS DEL VINALOPÓ celebrà el 12 d'abril l'assemblea anual de socis. Aquesta vegada el lloc escollit per a la jornada va ser el Camp de Mirra, xicotet poble de l'Alt Vinalopó. Els seus 435 habitants (INE, 2013) són hospitalaris i aprecien el patrimoni cultural i natural del poble. És un petit llogaret sense edificis en altura. 1910 era l'any quan més veïns (1014) vivien en el seu terme de 21,3 km2 i una altitud mitjana de 590 m sobre el nivell del mar. El caseriu (el Campet) es concentra en una plana a peu dels tossals La Fantasmeta i Sant Bartomeu, a la dreta del riu-rambla Vinalopó. El patrimoni generat pel treball de la gent és molt ric i encara per descobrir i avaluar. Ja havien aparegut materials del Bronze i petroglifs d'aquesta època a Les Grallaetes. Però la colonització agrícola estable, basada en alqueries aprofitant les aigües del Vinalopó, es va organitzar quan la cultura de Sharq Al-Andalus. A mitjà del segle XIII el Camp de Mirra passà al plànol de la cultura escrita amb el Tractat d´Almizra (26 de març de 1244), compromís entre Jaume I, organitzador del Regne de València, i el seu gendre, el príncep castellà i futur rei Alfonso X El Sabio, establint la frontera de sobiranies a la línia Biar-Busot-Barrac d´Aigües. En 1304 la llinda quedà desplaçada cap al sud per Jaume II que incorporà al territori valencià Alacant, Elx i Oriola.  

Es conserva el contingut del Tractat d'Almizra en l'arxiu de la Corona d'Aragó (Barcelona) però no era fàcil de localitzar el topònim Almizra. Fins el 1908 l'única referència a aquesta frontera va ser la Crònica d´En Jaume I (castell d´almiçra). Gràcies a les investigacions de Roc Chabás (1887), Salvador Carreres Zacarés (1908) i l'informe final de l'Acadèmia de l´Història (1926) es va poder identificar com el Camp d'Almizra. A prop del poble és un puig (685 m snm) on visitem l´Ermita de Sant Bartomeu, formada per diversos cossos i una torre annexa del segle XIV interpretada com torre defensiva d'un castell cristià de la primera frontera i, al mateix temps, instrument de control senyorial sobre els habitants de la zona. És coneguda per Torre del Conjurador perquè des de quatre finestres orientades als punts cardinals s´agitava el lignum crucis per conjurar les plagues i la pedra i afavorir les collites. La capella va ser construïda en 1917 sobre els fonaments i murs d'una primera ermita documentada l'any 1609; data de l'expulsió dels moriscos.  


A pocs metres, en un tossalet successius estudis arqueològics han sorgit un antic recinte fortificat, un graner col·lectivo andalusí dels segles anteriors a la conquesta cristiana, similar a d´altres del nord d´Àfrica o com Les Covetes del Moro a Bocairent. Aquest indret quasi despoblat fou l´escenari d'una nova cultura feudal i cristiana. L'alçaria sobre els glacis dels voltans proporciona una magnífica visualitat sobre els passos naturals de Beneixama al nord i Biar al sud, dins d´un radi des de Banyeres de Mariola a Villena. Abans el Campet tenia un elevat valor estratègic i hui ho té paisatgístic. 

La capella de l´ermita fou dedicada als sants Abdó i Senén, els Santets de la Pedra, protectors de l'agro valencià contra la pedra i la llagosta. Però el patró del municipi és Sant Bartomeu, titolar de l'església parroquial de planta contrarreformista; començada al XVIII, fou reformada en 1875. En l´itinerari vam estar acompanyats pels experts que van oferir-nos un discurs complex, ric en detalls: Alejandro Cañestro, José Ferrándiz, Roman Francés, José Limorti i Gabriel Segura; tots autors d´estudis d´arqueologia i art de l´àrea. Les imatges que segueixen mostren detalls de la meua visió.

 Una oportunitat per tal de viure el Camp de Mirra és la celebració el 25 d'agost de la representació del Tractat pels veïns davant l'església de Sant Bartomeu. Prèviament un herald a cavall fa la Proclama i l'acte conclou amb l'ofrena de llorer a Jaume I davant el Memorial amb el relleu fet per Vicente Ferrero Molina (1976). 

Després del passeig per la història viva arribà el debat assembleari de projectes i com a cloenda festiva gaudírem d´un dinar de germanor. Com feia frescoreta els plats eren ben rebuts: arròs amb conill i pollastre i gaspatxo caldoset; sense oblidar un bon vi negre i l´herbero. Sens dubte el Campet té més atractius, però això és una altra història.


Plaça ampla entre l´ajuntament i l´església parroquial. Nucli del caseriu.   

 Memorial del Tractat d´Almizra

Relleu del Memorial. Escultor Vicente Ferrero

L´Ajuntament



 
Tipus de cases



Església de Sant Bertomeu i Casa Abadia.







Interior de l'església de Sant Bertomeu: nau de tres trams amb volta de canó. 
Planta de creu llatina i creuer cobert per volta sobre petxines. 
  Capelles laterals entre contraforts

Quadre anònim del XVII, oli sobre llenç, Sant Joan Baptista, 
Sant Bertomeu i Sant Jaume  amb els elements iconogràfics propis: 
el Baptista assenyala l´Agnus Dei, símbol del Mesies; 
el ganivet del martiri del sant  i el bastó de pelegrí 
al campus stelae amb el llibre evangelitzador.  


 El Jesuset

Continuarà

 CARLES SALINAS SALINAS
(Text i fotos)

 
http://www.microsofttranslator.com/static/198954/img/tooltip_logo.gifhttp://www.microsofttranslator.com/static/198954/img/tooltip_close.gif

 
La Asociación Cultural Alicante Vivo se reserva el derecho de moderación, eliminación de comentarios malintencionados, con lenguaje ofensivo o spam. Las opiniones aquí vertidas por terceras personas no representan a la Asociación Cultural Alicante Vivo.