25 enero 2013

EL MERCADO CENTRAL EN LA HISTORIA DE ALICANTE (1922-2012)


A finales del siglo XIX, Alicante contaba con dos mercados de abastos. El primero, el de la Puerta del Mar, levantado en 1841 según los planos del arquitecto Emilio Jover Pierron; y el modesto Mercado de García Calamarte, situado en el centro de la Plaza de Hernán Cortés (hoy Plaza Nueva), abierto en el año 1883. Dichos mercados eran insuficientes para el abastecimiento de la población a finales del XIX, siendo además su higiene bastante lamentable.

Antiguo Mercado de la Puerta del Mar (Foto AMA)

En esta postal se observan claramente los dos edificios
del antiguo Mercado de la Puerta del Mar

Ya en 1870, es decir 29 años después de la construcción del Mercado de Abastos, el alcalde Maisonnave propone la instalación de un nuevo Mercado en la Plaza de San Francisco (hoy Calvo Sotelo), idea que no prosperaría. Veinte años después, el 7 de marzo de 1890, se propone la reforma del viejo mercado y la instalación de una estructura metálica, solicitándose además la construcción de otros mercados de barrio, citándose Benalúa, la Plaza del Teatro (hoy Ruperto Chapí) y la de Balmes (hoy del 25 de mayo). Pero nada de envergadura se hace y los mercados de la ciudad siguen con los mismos problemas, denunciados con asiduidad por la Prensa alicantina.

La situación se agrava cuando el Ayuntamiento acuerda el 1 de mayo de 1899 trasladar el Mercado de García Calamarte al Barrio de Benalúa puesto que en su actual ubicación no era rentable. Para ello acuerdan talar 106 pinos de la plaza que en proyecto se denominaba "Los Diez Amigos", situada en dicho barrio, e instalar allí el Mercado. Como si de una maldición se tratase, el nuevo Mercado de Benalúa es rechazado por los vecinos, por lo que es clausurado definitivamente y convertido en Institutlo de Higiene y Laboratorio Municipal en 1912.


Teatro Circo en el centro de la Plaza de Balmes. Detrás, en rosa, 
los terrenos  que tuvieron que ser expropiados para crear lo que hoy es 
la Plaza del 25 de Mayo (Plano del Año 1897. Biblioteca Gabriel Miró)


En 1901 se anuncia la subasta para la construcción de un nuevo Mercado de Abastos en la ya definitiva ubicación de la Plaza de Balmes por 648.915,49 pesetas, pero el concurso, celebrado al año siguiente, queda desierto. Algo que también vuelve a ocurrir tres años después. Pese a ello, la Comisión del Ensanche inicia un lento proceso para expropiar terrenos anexos a la Plaza de Balmes quedando así liberados 777 metros cuadrados, más los del desaparecido Teatro Circo.

Templete levantado en la Plaza de Balmes (Foto: Cantos)
De la revista "La Hormiga de Oro" 25 de febrero de 1911

El tiempo pasa, y diez años después, se anuncia  -por fin- el acto de colocación de la primera piedra del nuevo Mercado de Abastos de la Plaza de Balmes. El 12 de febrero de 1911 el Rey Alfonso XIII, acompañado, entre otros por José Canalejas, coloca la primera piedra del nuevo edificio. La plaza se encontraba engalanada para la ocasión, habiéndose instalado un templete en la misma para exponerle al Monarca el proyecto, encargándose de ello el Ingeniero Próspero Lafarga. Cuentan que el propio Rey elogió el proyecto del señor Lafarga. Tras el protocolo habitual, el Secretario leyó el acta de colocación de la primera piedra:


"En la Ciudad de Alicante, el día 12 de Febrero de 1911, en la Plaza de Balmes, S.M el Rey Don Alfonso XIII (qDg) procedió a colocar solemnemente la primera piedra para la construcción de una plaza de abastos; extendiendo el presente Acta que, con S.M. firman su Real séquito, representantes en Cortes, autoridades de esta ciudad y demás personalidades invitadas"


En primer plano S.M. Alfonso XIII

 Entrando ya en temas de historietas populares y leyendas urbanas, cuentan que fue en una noche de marzo del año 1912 cuando el alcalde Federico Soto, atraído por los acordes de la Banda de Música que actuaba en el Templete, se asomó a un balcón del Paseo de los Mártires y, tras dirigir su mirada a la gente allí congregada, posó su mirada en la antiestética mole negra que, fuera de alineación, invadía parte del paseo. Era, efectivamente, el Mercado de Abastos.

Dicen que alguien le preguntó al Sr. Soto: 

-¿Cuándo habrá un alcalde valiente que se atreva a derribar ese viejo y maloliente mercado?
- ¡Ese alcalde seré yo! dicen que contestó airado Federico Soto.
- ¿Cómo puede pensarse en ello sin sitio donde instalarlo? le preguntaron
- Yo lo colocaré en un sitio donde más moleste en la población y será el medio seguro de que pronto se construya otro mercado.


Y lo hizo. El 21 de octubre de 1912 se inicia el derribo del viejo Mercado. Cinco días después del derrumbe total se instaló el Mercado en el Paseo de Méndez Núñez y Plaza de Castelar (hoy  denominadas Rambla de Méndez Núñez). Para ello tuvieron que retirarse bancos, algunos árboles, verjas e instalar unos puestos provisionales colocados de mala manera que fueron tildados por la Prensa como dignos de un zoco árabe.


El Mercado de Abastos instalado en el Paseo de Méndez Núñez
por obra y gracia del alcalde Federico Soto

Mientras, el solar del antiguo mercado comenzaba a urbanizarse, si bien había quedado reducido casi a la mitad al alinearse las fachadas y completarse el paseo. En enero de 1913 se determina que el Ayuntamiento recibiría de la Junta de Obras del Puerto 251.000 pesetas por los terrenos. Los primeros en levantarse fueron los edificios Soto y Lamagnière, este último en 1916. En el año 1923 se daría por terminada la Casa Carbonell.

¿Y el nuevo mercado?

En 1914 el Ayuntamiento acuerda dividir la construcción en dos secciones. La primera comprendería la construcción del edificio aprobado entre las calles de Alfonso el Sabio, Calderón de la Barca, Concepción (hoy Vicente Inglada y Poeta Quintana) y Prolongación de Castaños (hoy Jaime Segarra) con un coste de 438.917,08 pesetas. Se dejaría para más adelante la construcción de la estructura metálica posterior, terminada en 1924.


 Pero con el paso de los años los costes y precio del material han aumentado, por lo que los arquitectos Francisco Fajardo y Juan Vicente Santafé fijan el coste definitivo en 1.247.000 pesetas. La primera subasta vuelve a quedar desierta por lo que se acuerda realizar una nueva el 31 de marzo de 1915.

La situación es tan insostenible que, en ese mismo año, unos financieros franceses llegaron a proponer al Ayuntamiento la construcción y administración de un mercado de abastos. La Corporación, presidida por el alcalde Eugenio Botí aprobó dicha petición a la desesperada, en sesión del 8 de octubre de 1915. A pesar de ello nada se hizo.

Al final es la Caja de Ahorros y monte de Piedad de Alicante, presidida por el abogado José Guardiola Ortiz, la que financia el proyecto, facilitando a finales de abril de 1919 un crédito de medio millón de pesetas al 5,50% anual por doce años, operación ampliada posteriormente a 900.000 pesetas.

La obra acabaría siendo dirigida por el arquitecto Juan Vidal Ramos, el cual, manteniendo la forma básica del proyecto original, le daría su toque personal a la obra, la misma que hoy contemplamos para disfrute de nuestros sentidos.

 
El Mercado Central sin su fachada característica

 El Mercado ya terminado, en los años 20

Por fin, el 12 de noviembre de 1922, décimo aniversario del asesinato de Canalejas, a las once de la mañana se inician los fastos organizados para la inauguración oficial del edificio. El acto fue presidido por la Duquesa de Canalejas y su hijo José. Acompañaban a la comitiva José Francos Rodríguez, Ministros de Gracia y Justicia y Antonio Bono Luque, alcalde de Alicante. Esa misma tarde, quedaba inaugurado el edificio.

Se daba inicio así a 90 años de próspera existencia sólo alterada por la clausura del Mercado el 28 de noviembre de 1987 para someterse a una reforma integral que se iniciaría al año siguiente. Durante ese tiempo, los puestos pasarían a la Lonja, en la que se inauguraría el Mercado Provisional el 1 de diciembre de 1988. Cuatro años después y con un coste de 1.000 millones de pesetas el remozado Mercado central abriría de nuevo sus puertas.

Placas inaugurales de la Plaza del 25 de mayo y de la 
reinauguración del Mercado el 15 de febrero de 1991


ALFREDO CAMPELLO

Fuentes:

- GIL SÁNCHEZ, FERNANDO. "El Mercado central no desaparecerá" en Información, 26 de junio de 1985
- GIL SÁNCHEZ, FERNANDO. "El Mercado Central cumple hoy 63 años" en Información, 12 de noviembre de 1985.
- SEVA VILAPLANA, VICENTE. "Los alicantinos recuperan el Mercado de Abastos, en obras desde 1987" en La Voz de la Provincia nº3, 1991

Artículos de interés:

- MERCADO CENTRAL, 90 AÑOS NO SON NADA
- LOS TERRENOS DEL MERCADO CENTRAL
- EL MERCADO CENTRAL DE ALICANTE EN 1965 (con vídeo)
- EL MERCADO DE LA PUERTA DEL MAR 
- EL MERCADO DE BENALÚA
- MERCADOS, MERCADILLOS Y VENTA AMBULANTE 

- EL MERCADO CENTRAL Y SUS PUESTOS 1 (Alacantí de Profit)
- EL MERCADO CENTRAL Y SUS PUESTOS 2 (Alacantí de Profit)
- EL MERCADO DE ALICANTE CUMPLE 90 AÑOS (La Terreta de Toni)
- BALMES VS BALMIS (Carrers d'Alacant)



 
La Asociación Cultural Alicante Vivo se reserva el derecho de moderación, eliminación de comentarios malintencionados, con lenguaje ofensivo o spam. Las opiniones aquí vertidas por terceras personas no representan a la Asociación Cultural Alicante Vivo.