13 enero 2008

PARA MÍ SIEMPRE SERÁ "GALERÍAS"

¿Verdad que muchas veces llamamos a los lugares por el nombre que tenían antes, independientemente de cómo se llamen ahora?
¿Y no es cierto que también usamos nombres distintos a los oficiales, pero que son comúnmente aceptados por todos?


 
Galerías Preciados en la ciudad de Alicante.

La composición de este artículo surge tras escuchar a una chica diciéndole a su madre por teléfono: "Mamá, estoy en Galerías". El Corte Inglés de Soto es un paradigma de las primeras preguntas, porque aunque algunos se esfuerzan en llamarlo así (Corte Inglés) y ya lo han incluido dentro de su abanico léxico de nuevas denominaciones, mucha gente todavía lo conoce por el nombre primigenio, el nombre del anterior comercio que existía entre Maissonave y Soto: Galerías Preciados. De esta manera, somos muchos los que, al igual que la muchacha que vi y escuché hablar por el móvil, decimos: "Nos vemos en Galerías".

Hay una gran cantidad de nombres de lugares que han ido cambiando en la ciudad y que coexisten con muchas palabras que tenemos en la memoria y que nos resistimos a cambiar. Veamos ejemplos de ambos casos, como una pequeña muestra de lo que ocurre. 

- Barrio Mil Viviendas. Desde los años 90 una parte se denomina Virgen del Carmen y otra "Cuatrocientas Viviendas", pero ya pueden cambiarle el nombre o disgregarse en varias zonas, que "Las Milvi" conservan la antigua nomenclatura.

El Monte Tossal. Un grave error recurrente. Como vimos en el artículo del Castillo de San Fernando, el monte Tossal se traduciría como el monte Monte, y deberíamos decir "el Tossal". Sin embargo, y a pesar de ello,¡incluso el parque temático se llamaba "Parque Monte Tossal"!.

(¡No os mentíamos!)

Estación de Murcia. Lo hemos difundido desde aquí y en barriodebenalua.es. Incluso en la misma estación hay un cartel -lo que queda de él- que pone bien claro "Estación de Benalúa".

(Uno de los vestigios del nombre "Estación de Benalúa")

CHF (Colegio de Huérfanos Ferroviarios. Este es el nombre subsiste a pesar de que se han establecido varios centros en el mismo edificio, el Conservatorio Superior de Música "Óscar Esplá", y el IES 8 de Marzo.
- Avenida de la Estación. Todavía hay quien la llama General Mola, nombre que caló bastante en la población. Los más mayores se resisten a llamarla por su actual nombre, sobre todo para hablar de edificios que estuvieron en esa avenida, como "Los Maristas de General Mola", por ejemplo.
- El Hipódromo. Una muestra de supervivencia del término en recuerdo de lo que había antes, nombnrado por jóvenes y no tan jovenes, porque lo más extraño sería ver hoy por hoy algún caballo por allí, ¿verdad?.
- Serra Grossa/ San Julián / La Cantera. ¡Casi intercambiables! Y nosotros nos preguntamos: ¿Y la otra montaña, Santa Ana? ¿No tiene nada que decir al respecto?

MONUMENTOS DE LA CIUDAD DE ALICANTE

- Monumento a la libertad de expresión. Popularmente conocido como "Los Cañones de Navarone". Muy poca gente lo llama por su nombre oficial o le ha puesto otro nombre oficioso, distinto al verdadero nombre de esta escultura de Anzo que tuvo una primera y polémica ubicación en la Avenida de la Estación.


(Monumento a la libertad de expresión.)


-Torso de Agamenón II. La inventiva alicantina llega a cotas difíciles de superar. No es extraño escuchar la nomenclatura satírica-burlesca "Torso de Alperi" para referirse a esta obra de Carlos García Muela. Torso de Alperi. Lo están leyendo bien. Nada más lejos de la realidad.

(Torso de Agamenón. Carlos García Muela.)


- Barco cruzando el arco-iris. Este monumento de Ismael Ferrer da nombre a la rotonda conocida como "Rotonda del Barco". Hasta ahí, bien, si no fuera porque ¡ya hay otras rotondas de la ciudad a las que llamamos así!.


(Monumento de Ismael Ferrer. Un barco cruzando el arco-iris.)

No obstante, hay casos en los que no ocurre lo mismo, desde el 1 de junio de 1994 ya nadie dice Simago, y eso sí que era un nombre de los de toda la vida. Dicen los lingüistas que las palabras son como las cucarachas, nacen, viven, y mueren. Pero algunas, desde luego, son eternas.


 
La Asociación Cultural Alicante Vivo se reserva el derecho de moderación, eliminación de comentarios malintencionados, con lenguaje ofensivo o spam. Las opiniones aquí vertidas por terceras personas no representan a la Asociación Cultural Alicante Vivo.